Las diferencias entre estar de viaje o estar de vacaciones

Con el esquema actual de estilos de vida que la mayoría llevamos solo tenemos oportunidad de viajar cuándo estamos de vacaciones. Y por eso cuándo me ven con una mochila directamente preguntan – “¿Estás de vacaciones?” la respuesta es “No, estoy de viaje”

Hay varios aspectos que claramente son diferentes en los dos tipos de viajes y los dos tipos de turistas. Al final el viajero también es un turista, solo que tiene diferente comportamiento y podemos decir también que diferente tipo de impacto.

He preparado una lista de las principales diferencias que he notado en estos casi 4 meses que ya llevo de viaje, me encantaría si me mandaras más puntos si se te ocurre algo más:

  • Tiempo – duración

Las vacaciones son limitadas en el tiempo con un periodo corto. Unas semanas y sabemos que tenemos el billete de vuelta. Meramente el hecho que el final está tan cerca pone presión para el planning de actividades y a todos los días. Antes de empezar las vacaciones normalmente tenemos planteado y reservado todas las actividades y días, sabemos exactamente qué día dónde iremos. Si no planteas las vacaciones de antemano tienes la sensación que no podrás exprimir al máximo el tiempo disponible.

Al contrario, cuándo estás de viaje no necesariamente tienes el billete de vuelta, porqué ni sabes de dónde tendrás que volver, cuándo llegará el momento y a dónde querrás volver. Vas planificando el viaje como si fuera una serie de vacaciones con 2 semanas de vista como mucho.

Yo ya estoy feliz si tengo claro dónde estaré a 1 semana de vista. Como el tiempo es más flexible puedes pasar más tiempo en un mismo lugar. Creo que esto es el hecho más importante que hace posible que la experiencia sea bastante diferente como cuándo estás de vacaciones.

  • Gestión de planes

Ya mencioné arriba que en el caso de vacaciones normalmente tenemos todo planificado en base a la investigación previa del lugar. Estando de viaje la planificación empieza cuando llegas al lugar y empiezas a conocer los lugareños, los sitios locales, los puntos de interés turístico y local, el bar más importante, el restaurante preferido de los locales, las rutas escondidas de los turistas que solo saben entre los locales.

Entonces empiezan a surgir planes y como no tenías planes antes te puedes ir apuntando a todo lo que te recomiendan. Me ha funcionado mucho mejor dejarme llevar que decidirte que quieres hacer y cómo. Aunque tengas un preconcepto de los lugares tus ideas en la mayoría de las veces no son las mejores en el lugar. Simplemente porqué los lugareños tienen un conocimiento local mucho más válido. Así, confía en los planes que te proponen, ellos también quieren que lo pases bien y no están allí para pasarse mal.  

  • Economía

Has trabajado todo el año muy duro para disfrutar esos pocos días, así que el dinero casi que no importa durante tus vacaciones. Quieres hacer todo condensado en un tiempo corto, quieres vivir todo lo que se puede hacer en un lugar. Tampoco tienes tiempo para investigar opciones más económicas, por lo que eliges lo más rápido, fácil y cómodo. A lo mejor coges un pack de experiencias, el mismo pack que todos que llegan a ese lugar supuestamente deben vivir. Buscas el mejor restaurante, aunque sea más caro o a lo mejor ni tienes tiempo para buscar el mejor y entras en el primero simpático entre las opciones de la zona turística.

Estando de viaje la fuente de experiencias más interesante son las propuestas de locales. Normalmente estas opciones tampoco necesitan gastar mucho dinero, te llevan, te unes, alguien cocina en su casa, aportas algún detalle, lo importante es la compañía. Las experiencias que vives son únicas, porqué cada persona local tiene su actividad secreto favorito que le encanta compartir contigo.

Y en cuanto a la comida, los supermercados y las fruterías serán tu gran aliado. Preparando tu propia comida puedes ahorrar en el presupuesto y sabes que con ello tienes posibilidad de alargar tu viaje.

Sorprendentemente siempre hay alguna cena, comida de amigos conocidos o personas que están de viaje igualmente. Gracias a ellos ni tienes que estar pensando siempre qué vas a comer, solo surgen, porqué todos tenemos que comer y no hay mejor que compartirlo. Siempre aparece el amigo que le encanta cocinar para más personas.

  • Relaciones con locales

Como turista conectas con los puntos de información, responsables de tu alojamiento, las actividades que vas a disfrutar y tus compañeros de turistas que están de vacaciones.

Estando de viaje tienes el tiempo necesario para crear mínimo vínculo con la comunidad local, empezar a conocer la vida real cotidiana que pasando como turista a lo mejor no ves. Aparte de las primeras conversaciones de las preguntas de siempre puedes llegar a conversaciones más profundas y así a un intercambio de más valor.

Empiezas a formar parte de la comunidad, puedes ayudar, preguntar, aportar y compartir.

  • Tiempo libre vs. tiempo dedicado al viaje

Estar de viaje no solo es disfrutar. Estando de vacaciones te preocupas de antemano tener todo organizado y dedicar 100% a disfrutar. Estando de viaje debes dedicar tiempo a gestionar tu viaje, qué será el siguiente destino/parada, buscar alojamiento o un lugar a dónde quedarte, cómo se llega, hay alguien con quien compartir la ruta y confirmar todo al menos el día antes.

Como eliges las opciones más económicas normalmente tardas más en el desplazamiento, pero lo disfrutas también porqué es parte de tus actividades. Las conversaciones en el bus uno de los que con más sorpresas te esperan.

  • Desconexión

Durante las vacaciones ya sentimos la desconexión de la rutina y nuestro entorno diario. Estando de viaje la desconexión es larga, por lo que se convierte en reconexión.

Te das cuenta quienes son las personas con quién primero echas de menos hablar, quienes son los que preguntan por ti, quienes son los que hasta están más presentes que cuando estás en tu vida rutinaria.

Es una reconexión profunda con tí misma, porqué tienes que estar activamente presente en mucho más porcentaje de tu tiempo. Hacer el self-check- ¿qué es lo que realmente quiero hacer? ¿Cómo me siento ahora mismo? ¿Porqué me siento así? ¿Realmente quiero hacer x o y que te proponen? Etc. Ect.

Confiar en ti misma, en las personas que te rodean y confiar que el flow te lleva dónde necesitas llegar aunque no sea exactamente dónde tu querrías ir.

Con este proceso al final te vas conociendo mejor y mejor en un nivel diferente que la vida normal. Estando en el camino es cambio constante, no saber dónde duermes, no saber si llegas o no, no saber y solamente confiar y estar tranquila. Confiar en ti misma, en las personas que te rodean y confiar que el flow te lleva dónde necesitas llegar aunque no sea exactamente dónde tu querrías ir.

  • Turista vacacional vs. turista viajero

La mentalidad de los dos perfiles es diferente. Turista vacacional está en modo egoísta, hedonista, acelerada – quiere vivir todo al máximo en el menor tiempo posible. El viajero está de viaje por alguna razón más complejo. Son histórias de cambios de vida, de grandes decisiones, de valentía o de cobardía. Viajes por huir del pasado o huir al futuro. Estar en camino sin obligaciones, sin peso o con maletas super pesadas. Cada uno merecería un libro.

El viajero también busca disfrutar y mucho, pero a un nivel más profundo. Y cuándo personas así de conectadas con sí mismo y con su momento se juntan el universo se une y no hay quién les pare.

  • Todas las decisiones – experiencias vs. duración

Y sí, tienes que elegir qué actividades típicas hacer o no hacer. Sabes que todas las actividades pagadas son experiencias, pero con ellos a lo mejor acortas la duración de tu viaje. La decisión es dura, no puedes hacer todo a saco como cuándo estás de vacaciones. 

Mi tip en este sentido es esperar hasta el último momento con la actividad, porqué en ese tiempo puedes conocer a alguién que trabaja allí y a lo mejor te hace un descuento o te lleva gratis. Y si no surge a lo mejor es que no necesitas vivir esa experiencia.  

  • Experiencias relámpago vs. enseñanzas para la vida

Llegar, sacar la foto que todas las personas sacarán y están en los libros de viaje o postal, tomar un helado y irse. Vs.

Ir a barrios y lugares que eres la única persona no lugareña, fuera de la zona de confort y exhibición turística. No solo saludar a las personas, pero pasar días y semanas con ellas ofreciendo curiosidad incondicional y ser compañeros incondicionales. Sin prejuicios, sin juzgar nada, solo practicando la escucha activa. Porqué cada persona con quién te cruzas puede tener un mensaje importante a enseñarte o justo necesita que le des ese mensaje. Solo asegúrate que tienes las energías positivas para estar 100% presente en el momento, no pensar en el pasado ni dónde vas a ir como siguiente destino. Disfrutar sin estrés, tranquilamente de cada momento, está bien no hacer nada también, respira.

  • Maleta vs. Mochila

En la maleta siempre se cuelan unos objetos que nunca vas a utilizar durante el viaje. El equipaje de un viajero es mucho más práctico, 0% objetos de tonterías y 100% practico y sobrevivencia J Aprendes a optimizar al máximo el espacio, valorar los objetos, también el cómo dejar atrás  donando, regalando los que te das cuenta que no aportan el valor que está en balance con su peso.

  • Impacto

Personalmente para mí es un punto muy importante. Qué huella dejas pasando por los sitios. Pensando en todos los niveles. Las emisiones de CO2 por los vuelos, siempre buscando las opciones de menos impacto ambiental, si se puede ir en tren, bus o barco.

Buscar las opciones de compartir. La primera vez en mi vida que empiezo a hablar con desconocidos para ver si podrían llevarte en vez de un taxi o si compartir un Uber. Y es maravilloso, hasta ahora siempre encuentras alguien que se ofrece.

En tus decisiones de compra durante el viaje elegir productos locales, qué sentido tiene elegir las mismas marcas que ya conoces de casa (por inercia las comprarías por seguridad) me refiero aquí compras tipo cremas, alimentos o cualquier cosa que necesitas durante el viaje.

Impacto en las personas, hablar sobre los temas ambientales es mi misión personal. Cada persona tiene su visión, información y visión propia. Solo empezando conversación a lo mejor siembras el inicio del cambio o preguntas preguntas que por ellos mismos nunca habrían preguntado.

Mi misión personal es también plantar cuántas más arboles durante mi viaje como fuera posible independientemente si el proyecto, finca o persona tenía como plan. Ejemplo simple, en el caribe el aguacate es uno los árboles y frutos más comunes. Cada aguacate que me como, en vez de tirar la semilla a sembrar. Unos días en agua y después un poco de tierra con humedad constante. Si lo plantas la persona a quién las dejas sentirá responsable por ellos si les explicas que son importantes para ti. También he pedido fotos de seguimiento J saben que soy una fanática de árboles.

Y si no planto árboles dejo el cambio empezado para las personas, tipo les cambio el cepillo de dientes a cepillo de madera, explico dónde lo compré etc. Pido su compromiso al menos con una cosa que cambiarán. Si no hacen el compromiso son ellos mismos un compromiso conmigo puede ser el catalizador de los pequeños cambios.  


Es importante tener en cuenta estas diferencias al plantearte ir de viaje a largo plazo. Escuché muchas veces de muchas personas que quieren viajar y no sé si todo el mundo lo tiene claro de qué hablan. Estar de viaje no es para todos. Es un estado de cambio y inseguridad constante que necesita un nivel de flexibilidad alto. Sería genial si obligatoriamente incluirían en el sistema educativo al menos un año de viaje independiente para que todos podamos vivir y valorar estas diferencias.

Evidentemente dentro de los viajeros hay diferentes prototipos y se puede plantear diferentes conceptos, viajar en pareja, con amigos, sola, juntando con otros viajeros, mochileros jóvenes, aventureros maduros etc. etc. etc.

Solo puedo decir que a mí me encanta, solo tengo un temor y es que estoy segura que es adictivo y el único antídoto que existe es seguir estando de camino porqué sabes que lo mejor está por venir 🙂